MUSEO FRIDA KAHLO

Retrato de mi padre Guillermo Kahlo 1952

RETRATO DE MI PADRE GUILLERMO KAHLO, 1952

© Banco de México, Fiduciario en el Fideicomiso relativo a los Museos Diego Rivera y Frida Kahlo

Óleo / tela
61 x 47 cm

Para esta tela, Frida toma como modelo un autorretrato fotográfico de su padre hecho en 1925. En esa imagen, Guillermo escribió de su puño y letra: “De cuando en cuando, recuérdense del cariño que siempre les ha tenido su padre, Guillermo Kahlo”. En la pintura de Frida, el padre aparece junto a una cámara fotográfica, aludiendo a su profesión de fotógrafo. Un fondo de células parece hacer referencia al microscopio que Guillermo le regalara a Frida cuando ella tenía 8 años.

La pintura lleva una dedicatoria en la zona inferior, como se acostumbra en los exvotos: “Pinté a mi padre, Wilhem Kahlo, de origen húngaro-alemán, artista fotógrafo de profesión, de carácter generoso, inteligente y fino; valiente por que padeció durante sesenta años epilepsia, pero jamás dejó de trabajar y luchar contra Hitler. Con adoración, su hija, Frida Kahlo.”

El cuadro no está fechado, pero existe una fotografía de Frida publicada en junio de 1951, en una entrevista para el periódico Novedades, en la que aparece la artista y este cuadro casi terminado.